Conoce 11 claves para gestionar tu tiempo de manera eficiente y ser más productivo

¿Alguna vez te has fijado en que algunas personas son incapaces de avanzar y necesitan un toque de atención para conseguir acabar cualquier cosa? O peor aún, ¿Gestionan su propio negocio pero son tan ineficientes que consiguen más bien poco – o nada -?

Gestionar tu tiempo de manera eficiente es una habilidad que puedes desarrollar y perfeccionar hasta el punto de resolver todas tus tareas en cuestión de minutos. ¿Quieres saber cómo? Empieza por estos 11 consejos que te ayudarán a sacar el máximo partido y ser más productivo.

1. Haz una lista de tareas

Si eres de los que tiene una cantidad ingente de tareas que resolver, la solución a tus problemas se llama “to-do list”. Una forma sencilla de organizar en una lista todas las tareas que debes realizar en un día.

No importa si decides hacerlo en papel u optar por una sofisticada versión on-line, de cualquiera de las maneras te sentirás genial cada vez que acabes una tarea y la elimines de la lista. No hay nada que pueda igualar la satisfacción de cumplir objetivos y avanzar.

2. Marca prioridades

La lista de tareas sólo te funcionará para gestionar las prioridades si la ordenas por preferencia o fecha de entrega. Esto te ayudará a completar lo más importante o urgente primero y dedicar el resto del tiempo a tareas secundarias.

Bajo ningún concepto empieces con las tareas más fáciles o rápidas, esto sigue siendo procrastinación. La realidad es que acabarás el día sin haber completado las tareas más cruciales y te invadirá la ansiedad de haber perdido el tiempo.

3. Deja de procrastinar

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

Deja de retrasar el encuentro con esa tarea que llevas evitando desde hace un mes y hazla ya. Todos tenemos algo que hacer que no nos gusta, por eso debe ser lo primero que taches de la lista, si no nunca verás el momento de hacerlo.

4. Planifica tu tiempo

El tiempo es oro, pero también se pierde o no te llega.

Organizar el tiempo es lo primero que debes hacer para ser más productivo. Dedica los primeros minutos del día a planificar qué vas a hacer en cada franja horaria y cumple el horario. Aunque te parezca paradójico, “perder” el tiempo ordenando tu día marca la diferencia entre hacer todo lo que te propones y no llegar a tiempo.

5. Evita el multitasking

A diferencia de lo que muchos piensan, hacer varias cosas a la vez NO es la mejor forma de resolver tu lista de tareas. De hecho, así sólo conseguirás empezarlas todas y acabar sólo una – o ninguna -.

La multitarea es el enemigo de la concentración. Estar pendiente de todo y de nada nunca ha sido una gran idea. Es mejor ir despacito y con buena letra, escoger una tarea, acabarla y pasar a la siguiente.

6. Encuentra tu ritmo

Todos tenemos un momento del día en el que estamos más activos o somos más productivos. Para algunos es la mañana – alondras -, para otros la tarde – búhos -. Sea cuando sea, encuentra tu pico de productividad y úsalo para sacar el máximo trabajo posible adelante dejando las tareas más relajadas o sencillas para tus horas bajas.

7. Acaba con las distracciones

Cosas tan sencillas como apagar tu teléfono, no responder emails a cada segundo o dejar de espiar a tus amigos en Facebook por un rato pueden hacer maravillas con tu productividad.

Sé que es difícil, pero te sorprenderá todo lo que puedes avanzar si evitas hacer pausas constantemente para ver ese meme que te acaban de enviar.

8. Ten un espacio consagrado al trabajo

Trabajes desde casa o en una oficina compartida, disponer de un espacio dedicado exclusivamente a trabajar es la mejor manera de cambiar el chip y concentrarte. Tan sólo asegúrate de que esté ordenado y te sientas agusto.

9. Levántate y anda

Los trabajos de oficina requieren que estemos prácticamente todo el día sentados. Si no quieres que se te entumezcan las piernas la solución es muy sencilla: ¡levántate y anda!

Hay mil maneras de hacerlo, puedes tomarte pausas de 5-10 minutos entre tarea y tarea y salir a pasear para activar la circulación o incluso marcarte una tabla de ejercicios de alta intensidad. También puedes dedicar el descanso de la comida para ir al gimnasio o, si tu oficina no está muy cerca, hacer running de regreso a casa. Lo importante es que te mantengas activo.

10. Descansa un poco

Las horas de descanso afectan directamente a nuestro estado de ánimo y concentración, llegando a perjudicar nuestro juicio en la toma de decisiones.

Es necesario dormir las horas adecuadas para que nuestro cuerpo y mente empiecen la jornada renovados y con energía, dos aspectos clave para enfrentarnos a un largo día de trabajo.

Si con el descanso no tienes suficiente, intenta dedicar unos minutos a meditar. Concentrarte en ti mismo y evadirte del trabajo por unos minutos te ayudará a despejar la mente y recargar pilas.

11. Confía en los demás

Trabajar en equipo implica delegar tareas y confiar en tus compañeros. Aprovecha su conocimiento y habilidades para conseguir mejores resultados. Verás como esa credibilidad que depositas en ellos se verá traducida en un gran ambiente de trabajo y espíritu de equipo.

El secreto de la productividad está en la organización y la disciplina. Y gestionar tu tiempo de manera eficiente te ayudará a incrementar tu rendimiento. Espero que implementando estos trucos en tu día a día consigas ser más productivo y reduzcas tus niveles de estrés y ansiedad. ¿Ya estás preparado para comenzar? ¡Ponte manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *